Gran Partita KW.361 Minueto

Written on 12 May 2014 by  / Published in Armonía y Análisis

Entramos en el Minuet o Minueto, danza ternaria, de sabor cortesano y bailable, moderada, de paso pequeño (pas-menus) de donde proviene seguramente su nombre “minutus”. 

Mozart nos plantea un Minuet con dos Trios, con repetición y vuelta D.C en cada uno de ellos.

Sin exposición este Minuet, consta de un tema de dos secciones que se repiten, la primera de 20 compases, la segunda de 26 con la siguiente estructura:

Sección A (4+4)+(4+4)+4

Sección A’ (4+4)+(4+4)+(4+2)+4

La tonalidad principal es Si bemol y cierra esta sección con una semicadencia para de nuevo repetir y volver a la tónica. Esta sección contiene dos semifrases de (4+4) con una pequeña Coda de 4 compases finales con el solo de clarinete.

Aunque la segunda sección comienza por intercambio modal en Fa menor, la idea es volver a la tonalidad principal después de esta primera semifrase de (4+4). La vuelta al tema y tonalidad principal es solo una mera ilusión, ya que esta sección se alarga mediante una especie de canon entre los oboes y cornos por una parte y los fagotes por otra. Igual que en la primera sección, el clarinete vuelve a cerrar la sección con una variación del mismo motivo pero con una cadencia conclusiva con la tónica final.

Aunque tradicionalmente los Trios siempre pausaban el tempo, se ha versionado de una manera casi generalizada un tempo más alegre y rápido para estos trios en concreto, creo que por varias razones:

En primer lugar por la musicalidad de los dos temas. La forma canónica y muy contrapuntística del primero origina un movimiento sin querer más vivo y parece pedirlo con naturalidad la misma música. Por otra lado, la instrumentación, solo con los clarinete y cornos parece perder la pesadez de otras secciones. La agilidad en los motivos escalísticos, así como las diferentes articulaciones que van apareciendo le dan a este primer Trio una transparencia y luminosidad que sin querer influye en un tempo un poco mas vivo.

En el segundo Trio, el cambio de subdivisión con el tema de tresillos también origina cierta agilidad y dinamismo. Las pedales condensan algo más esta sección pero sin influir por ello en ningún sentido de marcha atrás o retención del tempo, en la segunda repetición, el acompañamiento de oboes y cornos también parecen insistir en que no decaiga el tempo y seguir la misma idea de progresión hacia delante. Las tonalidades finalmente, de Mi bemol mayor y Sol menor no dejan de servirnos de cadencia y por lo tanto de direccionalidad a todo el Minueto:

(:I-V:) - (:IV:)V-d.c - (:vi-III-vi:)V-d.c

(:Bb-F:) – (Eb:)F-d.c - (:Gm-D-Gm:)F-d.c

 

Read 1723 times
Rate this item
(0 votes)
Published in Armonía y Análisis

La verdadera misión del director es encontrar con sus emociones aquello que no está escrito en el pentagrama y saber transmitirlo a su orquesta...

la del compositor evitar ser descubierto... 

Josep Miquel

Últimos Posts



Contacto

JoomShaper