Sonata en Sol mayor KW.283

Written on 14 Mar 2014 by  / Published in Conservatorio

En el análisis de esta sonata de Mozart, vamos a ver algunas de las consideraciones más importantes en el análisis de una obra; el sonido, la temática, la armonía, el ritmo y como no la forma o crecimiento.


Lo primero que destacaremos de esta pieza será la sencillez de su composición. La textura casi siempre de melodía acompañada dibuja las lineas principales de manera clara y nítida, una armonía siempre al servicio del conjunto, un ritmo con no demasiados contrastes, dan forma a una sonata con sus tres secciones bien diferenciadas, Exposición, Desarrollo y Reexposición.

El tema A es anacrúsico, con la célula principal de corchea con puntillo y semicorchea, que se repetirá durante toda esta sección. Un bajo alberti, acompañando estos primeros compases del tema (4) para presentar el antecedente. Su consecuente, más irregular (2+2+2) con repetición octava baja (2+2+2) con un cambio de acompañamiento y de idea temática. Un consecuente mucho más melódico en su inicio, donde la célula rítmica antes mencionada y la apoyatura como disminución melódica contrastan en ese primer antecedente más entrecortado y rítmico.

Con los acordes de tónica y dominante general la estabilidad tonal en los primeros compases (antecedente). El consecuente formula una cadencia desde la subdominante, para volver ha resolver con la cadencia perfecta las dos veces que lo repite. Entendemos pues una estabilidad tonal total en esta primera sección sin ningún direccionamiento tonal más que el ya comentado de consolidación tonal.

Con la anacrusa del compás #17 se inicia un puente o coda modulante hacia la tonalidad de Re mayor (dominante). Esta sección de seis compases contiene algunas notas alteradas accidentalmente. El fa natural, por una parte parece provocar cierto acercamiento a Do, mientras que el último do sostenido es claramente una sensibilización para la llegada de Re mayor definitivo. Podríamos decir que no es más que una cadencia compuesta de dos partes (C-G)-(A7-D). La primera un alargamiento de Sol Mayor (tónica) la segunda, que llega en el último momento (compás #21) la dominante de la dominante para resolver en Re mayor y producir la nueva tónica.

Toda esta sección llega a través de una escala ascendente, desde Do, hasta Re. El ritmo del ascenso es primero de una nota por compás, es decir por grado conjunto, pero esto se acelera a partir del compás #20 donde va subiendo con la suma de una nota de paso por terceras. Aunque el ritmo de ambas manos es diferente (corcheas en la voz grave y semicorcheas en la aguda) todas las lineas son redoblamientos de octavas o espesamientos por terceras del mismo elemento.

Llegamos al Tema B, ya en la tonalidad de Re mayor, nos muestra un tema de contraste con el anterior, más melódico, con un matiz piano, legato, con una pedal de dominante (la) que se mantiene y una linea descendente de seis notas en el antecedente y otra ascente con el adorno de la apoyatura en el consecuente y su espesamiento con terceras por el registro más grave y por lo tanto con una estructura regular de (2+2).

Estos cuatro compases se repiten con la aceleración rítmica del mismo tema y la inclusión del adorno de la bordadura incompleta. en la parte aguda de la melodía. En total una estructura de (4+4) para una primera subsección de este tema. Lo que continua lo podríamos entender como un episodio de enlace o desarrollo, donde aunque aparecen muchos acordes disminuidos nunca nos alejamos del centro tonal principal (Re mayor) y donde los elementos temáticos nos recuerdan más al tema A que no al B. Cambios dinámicos súbitos, acentos, cambios de texturas y de registros dan gran articulación a esta parte con una estructura no muy regular aunque simétricas (4+3)+(4+3).

La aparición del Tema B a partir del compás #45 envuelve la sección a modo de forma ternaria A-B-A con una tercera variación del tema (4+4) con la doble bordadura como adorno de la linea estructural en la segunda repetición. Al final, una pequeña Coda, cierra esta Exposición de 53 compases, con el acorde de Re mayor, como tónica de la sección pero como dominante de la tonalidad principal, una semicadencia que prepara la repetición que habitualmente se hacía en las sonatas de esta época.

 

 

 

Read 2567 times
Rate this item
(0 votes)
Published in Conservatorio
Download attachments:

La verdadera misión del director es encontrar con sus emociones aquello que no está escrito en el pentagrama y saber transmitirlo a su orquesta...

la del compositor evitar ser descubierto... 

Josep Miquel

Últimos Posts



Contacto

JoomShaper