Lieder Myrten Op.25 Jemand Schumann

Written on 10 Abr 2014 by  / Published in Conservatorio

El ciclo de Lieder «Myrthen» fue el regalo con el que Robert Schumann obsequió a su amada Clara un día antes de que se casaran: «Acepta estas canciones que yo canto para ti, amada mía» fue la dedicatoria. Clara, escribiría poco después en su diario: «Robert me hizo otro hermoso presente: una colección de canciones y además un ramo de mirtos...». El mirto es un arbusto muy denso, que da unas flores blancas de dulce aroma; estas suelen simbolizar, entre otras cosas, la fidelidad y la fecundidad.

Jemand es el último de los cuatro lieders. Consta de dos secciones, una en Re menor, desde el compás inicial hasta el compás #25 y la otra en Re mayor, desde el compás #26 hasta el final.

La temática está basada en la misma melodía que después analizaremos. La primera sección hay dos frases. La primera totalmente regular (4)+(4) + (4)+(4) hasta el calderón del compás #18. La segunda frase tenemos una estructura de (4)+(4+4) con un consecuente que se repite y que alarga para dejar un pequeño desequilibrio.

 

La segunda sección está en Re mayor y tenemos también una primera frase totalmente cuadrada (4)+(4) + (4)+(4). La segunda frase coincide con el climax melódico y dinámico, durante la pedal de Mi séptima (dominante de la dominante). La estructura de esta segunda frase también queda con cierto desequilibrio (4)+(4+4) pero esto ocurre al repetirse los cuatro compases del consecuente por parte del piano en una intención clara de cierre o Coda.

Las dinámicas van apareciendo con una graduación bastante lógica de menos a más. Un ritmo armónico bastante rápido y repetitivo, con los “clásicos” enlaces de dominantes y tónicas. En la primera sección nos movemos primero por la tónica Re menor, Sol menor y Si bemol mayor, es decir hacia las áreas de las subdominantes mayor y menor. En la segunda sección al intercambiar el modo a Re mayor, la cadenciación se dirige hacia las dominantes (La mayor, Mi mayor) y sus relativos (Fa# menor, Do# menor), incluso el relativo de Re mayor o sea Si menor. Hay pues en esta parte, un interés mayor por crear más tensión y llegar a un punto más álgido de climax en la pieza. Este aparece como ya hemos dicho en el compás #42 (con anacrusa) cuatro compases donde la repetición melódica del tema (2)+(2) y la pedal de la dominante de la dominante.

Los motivos melódicos de este lieder podríamos decir que son todos elaborados desde la célula principal (a1). Esta célula, con una anacrusa de corchea a contratiempo, se presenta en diferentes ritmos con pequeñas variaciones unos de otros pero con un contorno melódico muy similar. En su línea dibuja claramente la arpegiación del acorde de tónica a través de una nota de paso.

Por otra parte, los consecuentes contienen otro diseño temático muy similar, una anacrusa esta vez con dos corcheas, con una escala de contorno melódico ascendente, es decir, en movimiento contrario.

Hay un cambio de compás sin que esto origine ningún cambio notable en el metro ya que estos últimos compases a 6/8 vienen precedidos de varios campases donde los tresillos de corcheas han ido anticipando esta subdivisión ternaria.

Por último comentar que este lieder esta compuesto originalmente en Mi bemol menor, tonalidad que ha sido transportada a Re menor supongo que por facilitar la lectura y su interpretación. El registro de esta manera se complica un poco para una voz de soprano y seria muy apropiado para una mezzo soprano.

 

 

No te olvides de valorar este post y compartirlo en tus redes sociales más habituales.

 

Read 1601 times
Rate this item
(0 votes)
Published in Conservatorio
Download attachments:

La verdadera misión del director es encontrar con sus emociones aquello que no está escrito en el pentagrama y saber transmitirlo a su orquesta...

la del compositor evitar ser descubierto... 

Josep Miquel

Últimos Posts



Contacto

JoomShaper